miércoles, 1 de diciembre de 2010

Ellas, Tortita y yo.

Esta foto es del año 2007 y fué tomada en los primeros ensayos de mi obra "Tortita de Manteca" (ruidos turbios que se arrastran)

La obra se ensayó durante 9 meses aproximadamente.

El espectáculo fué estrenado en junio del 2008 en el teatro Antesala de la calle Gorriti, hizo una segunda temporada en el Centro Cultural Defensa (2009) y cerró su ciclo en Marlene Nueva Generación con una serie de presentaciones especiales (2010)

La obra viajó a Chile a presentarse en un Festival Internacional que se realiza al sur de ese país, y participó de diversos festivales a nivel nacional.

Las protagonistas de la obra son Checha Amorosi y Valeria Actis que jamás faltaron a ninguina función, ni se enfermaron.

Las actrices se cargaron en andas un espectáculo experimental, lleno de poesía, dolor y alegría.

Muchas personas que forman parte de TEATRO CRUDO, colaboraron para sostener en pié el espectáculo que gozó de excelentes críticas y aceptación por parte del público.

Ariel Campos asistió, sonorizó, e iluminó a las chicas en todos y cada uno de los lugares donde se hizo la obra.

Sol Osimi maquilló magistralmente en cada una de las presentaciones a las chicas.

Laura Guerrero, Mercedes Molina, Agustín Lambiase estuvieron en el proyecto formando parte en su momento.

Ana Paula Fort Candeda y Esteban Fort Caneda se encargaron de la escenografía y de asistir.

Eleonora Boffi y Cecilia Jazmín vistieron a las chicas.

Leandro Martinez y Pablo Massa, le sacaron unas fotos hermosas a las chicas, y esas fotos formaron parte de una exposición en la primer temporada.

Ezequiel Agüéro y Germán Díaz le pusieron música al show melodramático.

La obra fué prensada por Indeleble, por Mariano Casas Di Nardo, y por Teatro Crudo.

En Chile fué presentada en una plaza al aire libre y en un pueblo indígena.

Esta obra me hizo crecer mucho, es un trabajo muy digno, que recordaré con extremado cariño.

Gracias a todos los que estuvieron ahí, a los que vinieron a ver la obra, a los que apoyaron de algún modo, desde algún lugar.

Un gracias mayúsculo a Checha y Valeria, dos grandes profesionales del teatro, mi morocha y mi rubia ideales, mis dos adoradas, fetiches y talentosas actrices crudas, con las que he compartido muchas horas de mi vida, con las que he peleado y reído con la misma intensidad, con las que he aprendido a ser mejor persona, y mejor en lo mío. Gracias por creer en este proyecto, por sumarse, por sumar, por entender, por respetar, por entregarse.

Hasta pronto Tortita.

No hay comentarios: