martes, 29 de julio de 2008

lunes, 21 de julio de 2008

Crítica Balletin Dance


Balletin Dance

La Revista Argentina de Danza.


Edición julio 2008







¿Manteca O Cebada?

por Román Ghilotti

Tortita de Manteca, pieza teatral con toques de danza, de Martín Marcou, se ha estrenado en el espacio Antesala.

Como su título anuncia Tortita de Manteca (“torta” es uno de los apelativos vulgares para denominar a las lesbianas) se centra en la temática homosexual femenina.

Marcou, autor y director, se decidió por atacar la historia que propone desde una perspectiva melodramática, apuntando a destacar los aspectos sentimentales y patéticos de los personajes y la relación que se establece. En la historia, donde se expone el posible reencuentro amoroso de las dos ex amantes, no faltan los extremos de sensibilidad y hasta sensiblería (por ejemplo: la horrorosa muerte de otra mujer amada o el final tragicómico de una mascota).

Estructurada en tres partes, la puesta recorre, primero, una estilización gestual, después, una zona de teatro musical, y por último, un planteo más naturalista. La estilización gestual de la primera parte recurre a un juego de formas paralelas mientras los dos personajes despliegan un dúo de monólogos, espejándose tensiones emocionales y corporales.

Luego, como en un show, hay bolero cantado y una secuencia danzada, también recurriendo a un eje binario de simetrías sucesivas. Pero tanto ese bolero como esa danza continúan planeando sobre lo patético. La última parte, con recursos más tradicionales teatralmente, concluye exponiendo el reencuentro de las dos mujeres, ex amantes que se vuelven a ver para completar su fracaso teñido de egoísmos e incomprensiones.

Valeria Actis y Checha Amorosi construyeron con solidez sus personajes, y lo coreográfico, responsabilidad Amorosi, resultó efectivo en su simpleza.

Como en la canción infantil, Tortita de Manteca juega con un todo y una nada, con lo bueno, necesario y deseado pero llegando a lo malo y la falta. Si, como en el rondel de niños, a mamá “que da la teta” le corresponde la tortita de manteca, y a papá “que no da nada”, la de cebada, Tortita de Manteca deja un sabor acre, nada mantecoso. _

http://www.balletindance.com.ar/PDF/Balletin%20167c.pdf